Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, criticó que el priista Alfredo del Mazo asumiera la gubernatura de Estado de México. Ante esto, López Obrador “juró que si gana la Presidencia de la República en 2018, se acabarán los fraudes electorales”; así lo dijo durante una gira por el municipio de Ojuelos en Jalisco.

El líder de Morena también insistió en que tratará de donar el 20% del dinero asignado al partido para la campaña de los comicios del próximo año, a los damnificados del sismo, pese a que el INE dice que eso lo prohíbe la ley.