26 años sin la mejor voz del rock mundial.
El 24 de Noviembre de 1991, fallece uno de los íconos del rock británico y mundial, Farrokh Bulsara, mejor conocido en el mundo de la música como Freddie Mercury, el originario de Tanzania fue el líder de la banda “Queen”, que se adueñó de la escena musical desde su primer disco lanzado en 1973 (Queen).
Pero en lo individual, Freddie Mercury, tuvo una voz única y privilegiada, tan especial fue su canto, que en la actualidad ha sido objeto de estudios para darnos una idea de lo poco usual de sus timbre y alcances vocales.
Para comprobar cómo había conseguido tener tal rango vocal, un equipo de expertos austriacos, checos y suecos han publicado un estudio (Christian T. Herbst, Stellan Hertegard, Daniel Zangger-Borch & Per-Åke Lindestad (2016): Freddie Mercury—acoustic analysis of speaking fundamental frequency, vibrato, and subharmonics, Logopedics Phoniatrics Vocology, DOI:10.3109/14015439.2016.1156737) en el que analiza la voz de Mercury, y constataron que su voz gozaba de una gamma sonora de más de 4 octavas, y alcanzaba el rango de temblor vocal de 240 notas sostenidas, sus cuerdas vocales se movían más rápido que las de una persona común. Mientras que un vibrato típico fluctúa entre los 5,4hz y 6,9hz, el de Freddie era de 7,04Hz. Además en su garganta se daban vibraciones que incluso el cantante de ópera Lucciano Pavarotti no podía alcanzar. Su voz estaba más cerca del barítono que del tenor, y usaba sub armónicos, un estilo de canto donde los pliegues ventriculares vibran con los pliegues vocales.
Muchos definieron la voz de Freddie Mercury como “una fuerza de la naturaleza con la velocidad de un Huracán” así lo definió el periódico The Guardian.
Según la revista Rollings Stone, Freddie Mercury es considerado entre los mejores 100 cantantes de todos los tiempos.