Por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, la FGR obtuvo orden de aprehensión contra el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, actual gobernador del Estado mexicano de Tamaulipas, mientras que la UIF congeló sus cuentas y el INM emitió la alerta migratoria.

Tras varias semanas de confusión y un agotador juego de esgrima político en los congresos federal y estatal, un juez accedió finalmente a la petición de la agencia investigadora para su detención. La Fiscalía acusa a Cabeza de Vaca de delincuencia organizada y lavado de dinero. El Instituto Nacional de Migración ha emitido el miércoles por la noche una orden migratoria contra el gobernador para evitar su fuga.

Un juez con sede en el penal federal de Almoloya de Juárez libró una orden de aprehensión contra Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas.

Entre la polémica sobre si el mandatario tiene o no fuero, fuentes de la FGR señalaron que se le acusa de delincuencia organizada y lavado. Estos delitos no están relacionados con la acusación de fraude fiscal por la cual la Cámara de Diputados desaforó al panista.

Además, la Unidad de Inteligencia Financiera ordenó congelar 12 cuentas de personas físicas y 25 de personas jurídicas vinculadas a García Cabeza de Vaca.

“Continuaremos las investigaciones para determinar si de la red de Francisco G. o del gobierno de Tamaulipas se financiaron de forma ilícita campañas electorales”, tuiteó Santiago Nieto.

Por la noche, el Instituto Nacional de Migración emitió una alerta para verificar, registrar e informar a la FGR sobre los ingresos y salidas del país, vía aérea, marítima o terrestre, del gobernador.