La campaña contra los gritos homofóbicos aplicada por parte del club de futbol Tigres de la UANL rindió frutos, en virtud de que en el partido contra Querétaro, los aficionados emitieron el grito de “¡Ehhh Tigres!” y con ello se benefició a una escuela de Nuevo León.

“El grito de ¡Eeeeeh, Tigres!, en cada despeje del portero rival, que salió de las gargantas de los casi 42 mil aficionados que acudieron al partido Tigres contra Querétaro consiguió que una escuela fuera rehabilitada por el club.

“Los Incomparables hicieron que los niños de la escuela Profesor David Colunga Galicia, en Valle de Santa Lucía, disfruten de un mejor lugar para estudiar y para aprender, pues serán rehabilitados canchas, ventanas y bebederos, los techos y bancas serán reparados, se sembrarán árboles y las paredes serán pintadas”, se informó mediante un comunicado.

El club dio a conocer que será el próximo 24 de agosto cuando se inicien los trabajos en la institución educativa, la cual cuenta con cerca de 800 estudiantes entre los turnos matutino y vespertino.