A unos meses de comenzar el Mundial de Futbol en Rusia, el deporte del balompié se pone de luto ante la pérdida de una vida por causa de grupos de apoyo que se enfrentaron a las afueras del estadio San Mames, España, antes del encuentro del juego entre Atlethic Club y Spartak de Moscú.

La persona que falleció durante los altercados, es un agente de la Ertzaintza (policía local) y fue identificado como Inocencio Alonso García, de 51 años y originario de Ermua (Vizcaya).

El policía fue trasladado de gravedad al hospital bilbaíno de Basurto, donde ingresó en parada cardiorrespiratoria y sin traumatismos, tras sentirse indispuesto durante las cargas que se llevaron a cabo contra ultras del conjunto moscovita, que previamente habían protagonizado peleas y habían lanzado objetos.

El Departamento de Seguridad, informó que al menos nueve personas fueron detenidas, tres de ellas ultras del conjunto moscovita.

A pesar de los esfuerzos de La Ertzaintza no ha logrado evitar la tragedia sobre todo por el amplio dispositivo policial que se había preparado para recibir a la afición rusa, cuyos ultras son conocidos por su uso de la violencia. En concreto, el Gobierno vasco dispuso para este jueves un operativo conformado por 500 agentes de la Policía autonómica, 100 de la Municipal y otros 200 de la seguridad privada que fueron contratados por el propio Athletic. Pero todo el esfuerzo no fue suficiente ante los 2500 Ultras que invadieron las calles de Bilbao.

Gladiators Firms 96

La barra, ultras o Firma de los Spartak de Moscú conocida como Gladiators Firms 96, son muy violentos, xenófobos, ultraderechistas y expertos en artes marciales, tienen un largo historial de violencia. Los ‘Gladiators Firm 96’, liderados por Vasily ‘El Asesino’, y ‘Fratria’, dos de las facciones ultras más peligrosas de Europa, ya protagonizaron incidentes de relieve en Sevilla y Maribor este curso y en la Eurocopa de Francia de 2016, grandes batallas campales por las calles de Marsella.

Los agentes y las aficiones rivales son los objetivos de los radicales moscovitas, entrenados de forma casi paramilitar. Sus peleas en los bosques de las afueras de Moscú son conocidas en las redes sociales, trasladando el caos por allí donde pasan.

Suelen actuar en pequeños grupos para dificultar su detención. El éxito individual en las peleas permite a cada individuo ascender dentro del grupo, siendo los más violentos los que alcanzan mayor estatus.

La política y el deporte muestran sus condolencias

Los líderes políticos han lamentado la muerte del ertzaina Inocencio Alonso García y han condenado la violencia en los actos deportivos. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reaccionado en su cuenta de Twitter nada más conocer el fallecimiento del agente, para expresar sus condolencias a la familia y los compañeros del agente y su reconocimiento a la policía vasca «por sus esfuerzos para proteger a quienes sí saben disfrutar del deporte». Asimismo, «enérgicamente los incidentes violentos» en cualquier acto deportivo. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha unido a las condolencias.

El técnico José Ángel Ziganda, en nombre del Athletic y de la plantilla rojiblanca, ha dado el pésame a la familia del ertzaina fallecido esta noche como consecuencia de los incidentes que se han producido en los aledaños de San Mamés antes del partido que ha enfrentado al equipo rojiblanco con el Spartak. «Es un episodio que entristece este día. Estamos con su familia y lamentamos que se produzcan estos incidentes. Le mandamos a su familia un abrazo muy fuerte del Athletic y de toda la plantilla», ha dicho.