El secretario de Salud del gobierno de Donald Trump, Thomas Price, presentó su renuncia este viernes tras la polémica por el uso de aviones privados para realizar sus labores de gabinete.

Price fue señalado por medios estadounidenses de utilizar aviones privados a costa del presupuesto público para atender sus labores, presuntamente gastó 400 mil dólares en los traslados. La polémica se desató pues dicho acto no es bien aceptado en ese país en donde los secretarios deben viajar en aviones comerciales cuando tienen asuntos de trabajo.

El presidente de Estados Unidos aceptó la renuncia y nombró a Don J. Wright como secretario interino.